fbpx

img tejones

Ver obras a subastar

 

La Revista Proceso, desde su fundación, ha mantenido un estrecho y permanente vínculo con la comunidad artística.

Por eso, hoy, invita al público en general a compartir la creación de un nuevo espacio, Galería Proceso, cuyos objetivos son la dinamización de la economía del arte y la puesta al día de las expresiones visuales contemporáneas.

De ahí que se inaugure este martes 25 de mayo con una subasta excepcional, por línea, de 13 obras fantásticas del gran maestro juchiteco, Francisco Toledo, sin duda alguna el artista mexicano más reconocido en el mundo del arte.

Se trata de 5 papalotes y 8 cuadernos

de artista de la colección de Norman Bardavid, piezas únicas trabajadas en el esténcil. Su dueño es él mismo un creador, además de galerista, filántropo y activista por la paz. La fuerza de su contribución, aliada a la labor desinteresada de Toledo por la difusión de la cultura, constituyen un remanso ante la compleja situación provocada por la emergencia sanitaria del covid-19.

De ahí que, bajo el formato tecnológico, la nueva galería abra sus puertas este sábado al medio día con esta subasta. Te estará esperando, del otro lado de la pantalla, Norman Bardavid, con su larga trayectoria en el martilleo y tres joyas: una firma única, un tema relevante y precios accesibles.

Comparte esta experiencia. Y las que vendrán.

El esténcil en la obra de Francisco Toledo: Cuadernos y papalotes

Originales y transgresores, los esténciles de Francisco Toledo son un territorio tan fascinante como inexplorado.

Concebidos como proyecto en los primeros años del siglo XXI, su creación tuvo como objetivo impulsar la comercialización del papel artesanal y ecológico que producía el Taller Arte Papel Oaxaca. Una iniciativa del maestro que, en 1998, inició actividades en San Agustín Etla para ofrecer a la comunidad la posibilidad de aprender un oficio de impacto económico.

Como los papeles no tuvieron el éxito comercial esperado, Toledo decidió convertirlos en objetos de uso que, con una imagen de su autoría, facilitaran la venta del papel

Lo primero que se produjo fueron cuadernos de distintos tamaños. Su portada, de textura más rígida, sobresalía por el estampado de un esténcil que se enmarcaba en atmósferas cromáticas que recordaban la poética del maestro.

A igual que toda su obra, las imágenes se centraban en esa zoología fantástica que caracteriza su creación. Sin embargo, la resolución de los animales era muy diferente de su producción gráfica de técnicas tradicionales -grabado en metal, xilografía y litografía- en donde el dibujo es el protagonista.

Con énfasis en el volumen y estructuras sintéticas que resaltaban al estar impresas con tinta, los esténciles de Toledo, elaborados en cartón y cortados con tijera de manera manual, sobresalían entre su gráfica, por una contundencia sintética y rústica de poéticas más libres y ligeras.

La producción de los esténciles se divide por lo menos en dos etapas. Una primera que se caracteriza por el uso de las plantillas mencionadas, y otra que parte de 2010, en la que el maestro sustituyó el cartón por mica de radiografías reutilizadas y cortadas con rayo láser. Debido a la diferencia de los materiales de las plantillas, las estampaciones de la primera etapa manifiestan una tosquedad fantástica y expresiva que no se encuentra en las micas.

Después de los cuadernos -que acompañaron en el 2000 su exposición en la Whitechapel Art Gallery de Londres vendiéndose en la tienda del museo-, en 2004 empezó con los papalotes.

A diferencia de la mayoría de las obras creadas con técnicas de reproducción múltiple, los esténciles de Francisco Toledo estampados en papel artesanal del Taller Arte Papel Oaxaca son transgresoramente obras únicas. Si bien las plantillas se repiten, su estampado en distintas atmósferas cromáticas o las diferentes composiciones, los convierten en obras irrepetibles.

Firmados por el Francisco Toledo y con la etiqueta del Taller Arte Papel Oaxaca, los esténciles de esta primera época se adhieren con murciélagos, changos, peces, vacas, arañas, cangrejos, caimanes, gatos, sirenas, sandías y uno que otro autorretrato del maestro a las portadas de los cuadernos y el cuerpo geométrico de papalotes que, si bien en su mayoría tienen forma de rombo, también los hay cuadrados, hexagonales y octogonales. En algunos de ellos, inclusive, la impronta de algún petatillo se percibe en el papel.

Difíciles de ubicar por la falta de registro en su comercialización, un lote relevante de la primera etapa fue adquirida, entre 2006 y 2007, por el coleccionista mexicano Norman Bardavid. Dedicado a la organización de subastas de vocación filantrópica, el también galerista encontró en los esténciles un medio para apoyar distintas causas sociales.

Por la seguridad de su procedencia, los fascinantes esténciles que ofrece para iniciar la Galería Proceso, son una excelente oportunidad para disfrutar de esa fantasía toledana que trasgrede la multiplicidad de la técnica del esténcil.

img norman

¡Participa en la subasta! Martes 25 de mayo, 19:00 hrs. (Vía Facebook Live, Hora CDMX)

Entrar a la subasta